Me da igual ocho que ochenta

Vamos a hacer un repaso de expresiones españolas que utilizan números. No ver tres en un burro se refiere a tener muy mala vista. Decimos buscarle los tres pies al gato cuando alguien busca explicaciones complicadas a algo sencillo. Ser más chulo que un ocho es ser muy atrevido. Cantar las cuarenta es reñir a alguien. Meterse en camisas de once varas es emprender una tarea o un argumento de difícil solución. Decir o hacer algo veinte mil veces es una exageración, lo decimos cuando pensamos que hemos dicho o hecho alguna cosa mucho más de lo que queremos. Cuando a alguien le da igual ocho que ochenta es porque no se preocupa por diferenciar entre órdenes de medida, por ejemplo entre metros y centímetros. Decimos en un dos por tres cuando algo sucede muy rápido. Ser un cero a la izquierda es no tener valor. A vivir que son dos días quiere decir que la vida es breve, y hay que aprovecharla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí tienes las expresiones en contexto:

El otro día mi madre me cantó las cuarenta porque puse azúcar en la paella en vez de sal.

  • – ¡Hijo, te he dicho veinte mil veces que te fijes en lo que haces!
  • – No es culpa mía, es que sin las gafas no veo tres en un burro, y no he leído bien el cartelito del bote.
  • – Pero, ¿no se te ha ocurrido probar?
  • – Pues no… la verdad.
  • – Lo que pasa es que a tí te da igual ocho que ochenta, la otra vez que cocinaste paella estaba tan salada que no se podía comer.

Siempre acabo metiéndome en camisas de once varas, como aquella vez que, más chulo que un ocho, decidí arreglar la tostadora yo solo. Cuando la monté después de haberla “arreglado” me sobraban piezas. Ahora solo tuesta una cara de las rebanadas.

No me gusta ser un cero a la izquierda, por eso siempre trato de ser útil, aunque no siempre salga bien… Pero soy muy despistado y en un dos por tres puedo montar un buen lío. Eso sí, no soy una de esas personas que siempre está buscándole los tres pies al gato, yo soy muy simple y ¡A vivir, que son dos días!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *