Roscón de Reyes

Se acerca la llegada de los Reyes Magos y el famoso roscón de Reyes. Os dejamos la receta para que compartáis esta costumbre tan española.

El roscón de reyes

 

El roscón o rosca de reyes es un bollo dulce de forma redonda, como la corona de un rey, que comemos en España el día 6 de enero, es decir el día de Reyes. Es un pastel cubierto de fruta confitada de colores y azúcar, que se suele comer para desayunar o merendar acompañado de chocolate.

 

La tradición del roscón de Reyes es muy antigua, también existe en países como Francia y probablemente se realiza desde la Edad Media. Consiste en esconder en el interior del dulce algunas sorpresas para después encontrarlas al comerlo. Actualmente se esconde en el roscón un haba y una pequeña figura o muñeco con forma de rey. La persona de la familia que encuentra el haba recibe el castigo de pagar el roscón, y la persona que encuentra la figura es coronado como rey de la casa durante ese día. Por eso los roscones normalmente van acompañados de una corona de cartón.

 

Hay muchas formas y recetas para el roscón, aquí va una:

 

 

Ingredientes (para 2 roscones)
Masa madre
100 gramos de harina de fuerza, 100 mililitros de leche tibia y 40 gramos de levadura fresca.
Para añadir a la masa
170 gramos de azúcar, ½ cucharadita de canela, piel rallada de 1 naranja, piel rallada de medio limón, 3 huevos, 100 mililitros de leche, 125 gramos de mantequilla, 15 gramos de agua de azahar, 570 gramos de harina de fuerza y una pizca de sal.
Para decorar
1 huevo, almendras laminadas o picadas, frutas escarchadas, azúcar…

*El agua de azahar es la esencia de la flor del naranjo. Si no la encuentras puedes dar más sabor al roscón añadiendo más piel de naranja.

Elaboración

 

1. La masa madre se prepara la noche de antes, disolviendo la levadura en leche tibia y mezclándola con la harina. Se deja reposar toda la noche en un lugar fresco.

 

2. Por otra parte, rallar la piel de naranja y limón y mezclarla con la canela y el azúcar. Después añadir la leche, el agua de azahar, la mantequilla, los huevos y una pizca de sal. Mezclar bien todo esto y añadir a la masa madre.

 

3. Vierte la masa en un cuenco grande, cúbrela con papel transparente y déjala crecer durante una hora. Entonces puedes separarla para hacer dos roscos. Haz un gran agujero en el centro con los dedos e introduce el rey y el haba.

 

4. Precalentar el horno a 180º. Antes de meter los roscones hay que  pintarlos con huevo batido y repartir todos los frutos que hemos elegido para decorar. Se debe hornear durante unos 20 o 25 minutos. Cuando esté listo, déjalo enfriar antes de servir.

 

Receta extraída y adaptada de www.gastronomiaycia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *