Expresiones coloquiales con léxico de la comida

¿Conoces estos alimentos?

Une las imágenes con su nombre:

TOMATE -FIDEOS- ESPÁRRAGOS -MELÓN -TORTA- CASTAÑAS

CALABAZA-PIMIENTO- LECHE- PERA-SOPA-UVA- PAN


Solución:
calabaza-castañas-espárragos-uva-fideos-leche-melón- pan-pera-pimiento-sopa-tomate-torta.

 

¿Conoces expresiones con estos alimentos?

¡Aquí tienes algunas!

 

IMPORTAR UN PIMIENTO
Se utiliza para manifestar que no te importa nada un asunto.

DARSE UNA TORTA
Es equivalente a darse un golpe.

DAR CALABAZAS A ALGUIEN
Se utiliza cuando una persona queda con otra en un lugar y no acude a la cita o cuando una persona le propone relaciones a otra y se recibe una respuesta negativa

TENER MALA LECHE
Se utiliza cuando una persona tiene un pésimo carácter y puede resultar peligroso.

PEDIRLE PERAS AL OLMO
Se dice cuando alguien pide algo que es imposible de conseguir.

ESTAR COMO UN FIDEO
Se utiliza para decir que una persona es muy delgada.

PONERSE COMO UN TOMATE
Se utiliza cuando una persona siente vergüenza y sus mejillas se ponen rojas.

PONERSE COMO UNA SOPA
Se utiliza cuando una persona está por la calle, empieza a llover y no lleva paraguas. Cuando llega a su casa la ropa está completamente llena de agua.

SACARLE A ALGUIEN LAS CASTAÑAS DEL FUEGO
Se utiliza cuando le resuelves un problema a alguien, das la cara por él, o directamente haces tú lo que se supone que tendría que haber hecho esa persona.

MANDAR A ALGUIEN A FREÍR ESPÁRRAGOS
Se dice cuando una persona no quiere saber nada de otra porque está enfadada o no le interesa nada de esa persona.

SER ALGO DEL AÑO DE LA PERA
Se utiliza para decir que algo es muy antiguo, muy viejo.

DAR LAS UVAS
Se utiliza cuando una persona espera durante mucho tiempo a otra. La persona llega al lugar muy tarde, pero llega.

SER UN MELÓN
Se utiliza para decirle a una persona que es tonta, dura para entender las cosas.

SER PAN COMIDO
Se utiliza para decir que algo es muy fácil.

Texto adaptado por Marta Diago

 

 

Cultura española:La siesta

La siesta

La siesta es una conocida costumbre española que consiste en dormir unos minutos después del almuerzo del mediodía. El nombre de la siesta tiene su origen en el latín: los romanos contaban las horas del día a partir del amanecer, llamaban hora sexta al mediodía, momento en el que se duerme la siesta.

El hecho de dormir después de comer tiene algunas explicaciones biológicas. Según los científicos el cerebro necesita un pequeño descanso unas ocho horas después de despertarse, horas que coinciden con el momento de la siesta. A esta circunstancia debemos añadir el sopor que produce el proceso de la digestión y el aumento del calor que sucede a mediodía en los países mediterráneos.

Muchos son los que declaran los beneficios de la siesta. Algunos estudios han demostrado que los trabajadores rinden más por la tarde si se toman ese sueño de veinte o treinta minutos. Al contrario, un sueño más largo podría dejarnos confusos, aturdidos o con dolor de cabeza. Debemos evitar entrar en fases más profundas de sueño en las que despertarse cuesta más.

A pesar de que la siesta siempre ha sido un tópico mediterráneo, recientes estudios indican que no es una costumbre tan frecuente en España. No porque los españoles no deseen practicar la siesta, sino porque para muchos no es posible por su horario de trabajo.  Un estudio del Instituto para la Investigación del Sueño y la Medicina de Regensburg (Alemania), promovido por la revista ‘Neurology’, descubrió que casi uno de cada cuatro alemanes echa una cabezadita después de comer, frente al 9 por cien de los españoles. Estos últimos practican el hábito de la fiesta más frecuentemente en los meses de verano y en las vacaciones.

 

(Fuentes: Eroski Consumer, El País

Adaptado por Enrique Bataller

 

1 7 8 9