Preposiciones «a» y «en» (I)

a en con verbos de movimiento

Vamos a trabajar uno de los temas con los que nuestros alumnos tienen más problemas: las preposiciones.

A la hora de abarcar el tema de las preposiciones, normalmente siempre se nos crean dudas de cómo hacerlo. Nuestro consejo es hacerlo gradualmente, es decir, añadiendo diferentes usos a las preposiciones a medida que subimos de nivel. Hoy trabajaremos el nivel A1.

En el ejemplo de hoy trataremos las preposiciones A y EN centrándonos en los verbos de movimiento.

Para nuestros alumnos resulta bastante fácil diferenciar estos verbos de los verbos estáticos.

Podemos comenzar nuestro calentamiento con una tormenta de verbos de moviento:

IR, VIAJAR, LLEGAR, MOVERSE, CAMINAR, CORRER

A continuación pediremos a los alumnos que intenten hacer frases con estos verbos añadiendo las preposiciones A y EN. Para hacerlo más lúdico escribirán la frase en un papel y la pasarán a sus compañeros por si alguno observa algún error o tiene alguna duda.

Utilizaremos la infografía para plasmar visualmente lo que queremos que quede claro:

  • A: dirección
  • EN: transporte

Haremos una rueda rápida diciendo verbos de movimiento para que elllos creen una frase automáticante y así fijaremos el uso.

¡Buena suerte! Y recuerda que muchas veces nuestros alumnos solo necesitan que simplifiquemos la gramática.

Puedes utilizar esta infografía también para hacer un repaso de las preposiciones en A1.

Me gusta

La siguiente infografía es muy útil para explicar la forma de los verbos pronominales.

Me gusta

 

Los estudiantes deben darse cuenta del cambio en los pronombres personales y de la diferencia entre si nos gusta una sola cosa o, por el contrario, si lo que nos gusta son varias cosas.

Para practicar la forma de los verbos pronominales, por parejas, les facilitaremos a nuestros alumnos varias guías de ocio, folletos publicitarios de grandes almacenes, catálogos, etc. En ellos señalarán lo que les gusta o las cosas que les gustan. Después, el compañero o compañera le explicará al resto de la clase lo que le gusta o no le gusta.

Antes y ahora

¿Cómo eran antes? ¿Cómo somos ahora?

Con esta actividad podemos practicar la descripción, los comparativos y el pretérito perfecto con alumnos de nivel A2.Antes y ahora bis

Le pedimos a nuestros alumnos que comparen cómo eran antes los objetos que aparecen en las fotografías y cómo son ahora.

Después, podemos ampliar la actividad hablando de otros objetos que propongan nuestros alumnos, objetos que hayan cambiado con el tiempo o, por el contrario, objetos que no hayan cambiado en absoluto.

Cambio vocálico en los verbos del español

¿Tienes problemas para aprender las irregularidades de cambio vocálico en los verbos del español? Desde Intereuropa te proponemos la siguiente tabla para que aprender estos verbos sea muy fácil. Recuerda que hay tres tipos de cambios:

La «e» se convierte en «i»

La «e» se convierte en «ie»

La «o» se convierte en «ue», a excepción del verbo jugar, en el que es la «u» la letra que se convierte en «ue».

cambio vocálico pres ind.jpg. Raúl

La primera y la segunda persona del plural (nosotros/as y vosotros/as) no cambia nunca. De ahí que a estos verbos de cambio vocálico también se les llame verbos zapato, o verbos calcetín, verbos pipa, etc. La razón en la figura que se forma cuando los escribimos en dos columnas, una para las formas singulares y otra para las formas plurales, como puedes ver en el cuadro de arriba.

Hablar de verbos zapato nos ayuda a recordar qué formas son las irregulares de una manera visual mucho más efectiva que aprenderlo de memoria.

Una actividad muy divertida que podemos hacer con nuestros alumnos, sobre todo si se trata de personas competitivas es un concurso de conjugación: prepararemos unas tarjetas con verbos regulares e irregulares de cambio vocálico. Podemos prepararlas con la ayuda de nuestros alumnos y alumnas, quienes elegirán los distintos verbos de las fichas.

Mezclamos las fichas y acordamos un número máximo de fallos. Se divide la clase en dos equipos, el primer equipo que llegue al número máximo de fallos conjugando los verbos que le aparecen en las fichas pierde, dando por vencedor al otro grupo.

Para contabilizar el número de fallos podemos hacer un dibujo como se hace en el juego del ahorcado, pero en lugar de poner a un hombre colgando de una horca, podemos dibujar un burro por ejemplo: orejas, hocico, patas, tronco, cola… o cualquier otro dibujo que le parezca simpático a la clase.

¡Dale al cambio vocálico y a disfrutar!

 

1 2 3 4 5 9